Abrazo de gooooolllll

El abrazo de gol sucede en un espacio temporal escaso y extraño. En ese que va desde que la pelota entra en el arco hasta que todo vuelve a empezar en el centro del campo. Es un abrazo que celebra el objetivo cumplido. Una arenga colectiva que dice: “Lo conseguimos, seamos felices y festejemos antes de seguir jugando”.

Puede que sea un festejo un poco apurado, alguien viene corriendo, te abraza, te felicita y vuelve raudo a su puesto en el campo.  Incluso suele ser interrumpido por el pitido limitador de un árbitro. Al colegiado no le importa que sea tu primer gol, ni se enternece si con  ademanes  simulas que acunas a un bebé. Los árbitros no festejan.

Pero a pesar de eso, es un abrazo de una felicidad incuestionable. Porque un gol, cualquiera sea, incluso el de la honra, es un momento sublime. Un gol, cualquiera sea, representa una consecución.

Hace unos días Bilbao Ekintza hizo un homenaje a los y las emprendedoras que abrieron sus empresas durante el año 2015. Nos dieron una placa, hubo monólogos, las autoridades hicieron discursos alusivos y tocaron los Five Direction. O sea nos dimos un hermoso abrazo de gol. Nos felicitamos por cumplir una parte del camino y volvimos contentos al centro del campo, para seguir jugando.  

En Glasso creemos que los abrazos de gol son necesarios e importantes. Hay que homenajear y homenajearse cada vez que se pueda. Ya hay demasiadas y demasiados limitadores de la alegría. Nos encanta regresar al tajo diario con el alma regocijada y sentimos que van a llegar más festejos.

Hay algo que puede empañar un abrazo de gol, y es que nadie lo vea. Imaginen festejar en un estadio vacío. Por eso queremos compartir con quienes nos quieren la baldosa que nos entregaron. Venga ese abrazo. 

glaso-glasso-productora-bilbao-ekintza

No lo digo, lo filmo

Es complicado explicar el marketing de contenidos, casi resulta mejor eso de no lo digo, lo hago. Un ejemplo como toda explicación. Aquí va uno:
Desde Glasso hablamos con los comerciantes de La Zona en Santutxu. Les dijimos de hacer un vídeo sobre La Zona, algo inspirado en los famosos grupos No eres de si no…, esos que triunfan en Facebook. La idea les encantó y nos pusimos en acción.
Recopilamos frases al estilo: no eres de La Zona si no comiste los bocatas de Sergio, No eres de La Zona si no sabes por qué el bar Pi se llama así o no eres de La Zona si no has dicho voy a salir a tomar una y has acabado en el Kaban a las 7 de la mañana.  Con esa lista y cámara en mano salimos a la calle. La gente decía las frases y le agregaba a alguna anécdota jugosa y pertinente.
Así, entre risas y emociones, construimos un pedazo de historia de La Zona. Una historia contada por la gente que habita y conoce ese espacio. El vídeo ya está en las redes sociales y es un éxito. Un éxito de los bares y comercios que lo promovieron y firmaron. Ellos ofrendan al barrio contenido que hace identidad, que consolida el sentimiento de pertenencia y que los liga con sus clientes. Además, el proceso de grabación en el barrio genera expectativas y divertimento, es una actividad más promovida por los comercios. Y como si eso fuera poco, una vez terminado el vídeo, los bares lo proyectaron en sus locales como si fuera una película. Todo un acierto.
Eso es hacer marketing de contenidos, es ofrecer a tu clientela algo que no te pide, pero que les hace bien, que les resulta útil. Es demostrar que los entiendes y piensas en ellos y ellas. Muy costosa es la publicidad que te pueda dar todo esto.
Ahora en la productora Glasso ya tenemos otra forma de explicar qué es el marketing de contenidos o inbound marketing. Ahora pondremos como ejemplo el vídeo de los bares de La Zona en Santutxu.